Duro final para este ángel

Os advertimos de que la historia e imagen que compartimos con vosotros es algo dura.

Este galgo estaba en una azotea literalmente asándose de calor. A pesar de que muchos vecinos llamaron a policía local e hicieron de todo para poder acceder a la vivienda, fue imposible. El final estaba cantado, el animal se arrojó a la calle ante los ojos y la impotencia de los que allí estaban tratando de ayudarle.

Por favor.

ESTE CALOR LOS ESTAN MATANDO.

ADOPTA NO COMPRES.

SALVA UNA VIDA.

AYUDANOS A SEGUIR AYUDANDO.

GRACIAS

10501780_1632969393616221_169940613818810572_n 11057465_1632969396949554_4433957500627705080_n

email